Traductor

miércoles, 4 de febrero de 2015

LOS FRUTOS SECOS Y EL COLESTEROL

Los frutos secos y el Colesterol

Colesterol y el beneficio de los frutos secos
El colesterol y los frutos secos
El fruto seco es un alimento cardiosaludable, dada su composición ayuda a mantener a raya sobre todo el colesterol malo o LDL. 

Los frutos secos están aconsejados dentro de una dieta sana y equilibrada, ya que son ricos en vitaminas (como la vitamina E), ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, minerales (como el calcio, magnesio, fósforo y selenio), fibra y antioxidantes (fitoesteroles), estos nutrientes son beneficiosos y esenciales para nuestro organismo.

Son numerosos los estudios cuyas conclusiones finales afirman que aquellas personas que consumen a diario entre 30 y 40 gramos de frutos secos disminuyen un 8% la concentración total de colesterol perjudicial o LDL.

Su riqueza en vitamina E hace que mejore el metabolismo celular y reduce la oxidación de las grasas y su rico contenido en ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 hacen aumentar la concentración del denominado colesterol bueno o HDL, mientras que por su alto contenido en fibra hace que nuestro organismo deseche el exceso del colesterol malo o LDL.

Existen frutos secos que dada su composición destacan por encima de otros como protector cardiovascular, esto son las nueces, almendras, avellanas, castañas, piñones, pistachos.

Debemos introducir estos frutos secos a poder ser crudos (para mantener intactas sus propiedades) dentro de nuestra dieta, y dejar atrás el consabido tópico que siempre se le ha asignado a este alimento “Los frutos secos engordan”, cuando actualmente son muchas las dietas de adelgazamiento donde incluyen este alimento dado sus beneficios y su poder saciante gracias a su contenido en fibra.

Actuemos en consecuencia y ayudemos a nuestro organismo a protegerse de sufrir algún percance cardiovascular.

Comprar frutos secos, caramelos, golosinas, chocolate